Punto de partida: el ser humano desempoderado